Inicio Qué ver Ruta Sur

Ruta Sur

04-07-2012

Telde - Valsequillo - Ingenio - Agüimes - Santa Lucía de Tirajana - San Bartolomé de Tirajana

A través de la Autovía Marítima de Las Palmas de Gran Canaria se conecta con la Autopista GC-1, en dirección al Sur de la isla. La nueva Circunvalación de Las Palmas de Gran Canaria ofrece la posibilidad al visitante que proceda del norte de la Isla de conectar con la Autopista GC-1 sin necesidad de adentrarse en la capital. En tan sólo 10 minutos conecta la entrada norte de la ciudad con la Zona de Jinámar, barrio que linda con el Municipio de Telde.El trayecto, paralelo al litoral, se caracteriza por las costas bajas y playas arenosas, acompañadas de un clima más templado y soleado donde la lluvia sólo aparece en contadas ocasiones.Desde la capital grancanaria, la autopista deja el aeropuerto a la izquierda y finaliza en el enclave turístico de Puerto Rico, en la Costa de Mogán, ya en el Suroeste. Sin embargo, esta vía también nos señaliza la dirección a las principales playas del sur de la Isla, localizadas kilómetros antes de Puerto Rico.Al igual que en el itinerario anterior, es preciso hacer varios desvíos antes de llegar a Maspalomas si se quiere conocer las localidades del interior. A 10 kilómetros de la capital está la histórica Ciudad de Telde, que fue cabeza de uno de los dos reinos aborígenes en que se dividió la isla -la otra fue Gáldar-. Es de visita obligada el Barrio de San Francisco, recoleto y de bellas huertas, iglesias, conventos y viejas casonas de estilo canario con piedras de cantería y balcones de madera de tea; y el de San Juan, con uno de los mayores parques de ocio de Canarias. En la Iglesia de San Juan hay un precioso retablo flamenco y una imagen de Cristo realizada en el siglo XVI por indios mexicanos con pasta de millo. Telde posee también numerosos yacimientos arqueológicos, como el Conjunto Troglodita de Cuatro Puertas.Valsequillo, límite natural de las medianías de Gran Canaria, es otra de las localidades a visitar. La Iglesia de San Miguel y el Cuartel del Colmenar, así como el Barrio de Tenteniguada, al pie del Roque del Saucillo, son enclaves insignes. Sus riscos abruptos y sus llanuras cultivadas de flores y frutales pueden divisarse desde el Mirador del Helechal.Dejando Telde y con dirección sur encontramos Ingenio. Es un municipio eminentemente artesanal y agrícola y en el puede visitarse su famoso Museo de Piedra. Esta villa toma su nombre de la existencia, en tiempos, de una molienda de caña de azúcar, de la que aún se conservan las ruinas.A continuación encontramos Agüimes. En esta villa, sede del único señorío eclesiástico habido en la isla, es preciso visitar su casco histórico, en donde se encuentra el llamado Palacio Episcopal. La iglesia parroquial guarda en su interior numerosas obras de Luján Pérez y otras imágenes de autores anónimos. Entre Agüimes e Ingenio se abre el Barranco de Guayadeque, de gran belleza paisajística que nace a unos 1.500 metros de altitud y desemboca en la costa oriental de la isla. A juzgar por sus yacimientos y cuevas habitadas, se cree que fue un importante poblado aborigen. Como atractivo singular, en Guayadeque encontramos una iglesia excavada en la roca, así como bares y restaurantes adaptados a la orografía.En el litoral de Ingenio y Agüimes está la Playa de Vargas, donde se practica el windsurf, y la del Cabrón, uno de los parajes más bellos para la práctica del submarinismo.Si se vuelve a la Autopista, inmediatamente llegamos al Municipio de Santa Lucía de Tirajana, con dos zonas claramente diferenciadas: una de interior o cumbrera y otra de costa. En la zona de interior se sitúa el casco histórico, rodeado de palmerales centenarios y presas que infunden una gran belleza paisajística. En la costa se encuentra la Playa de Pozo Izquierdo, famosa mundialmente por ser una de las sedes del Campeonato Mundial de Windsurf, que se celebra anualmente durante el mes de julio. Entre Santa Lucía y San Bartolomé de Tirajana se abre la Gran Caldera de Tirajana , amplia concavidad delimitada por escarpes de gran relevancia paisajística y una rica biodiversidad vegetal que forman la cabecera del Barranco de Tirajana. Allí se localiza el Risco Blanco que destaca por su tonalidad clara y gran altura (400 m).La autopista nos conduce, finalmente, a la zona turística que comienza en la Playa de Tarajalillo, donde se sitúa también el Aeroclub y el Conjunto Residencial Bahía Feliz. A continuación está la Playa del Águila, hasta llegar a la de San Agustín, Las Burras, el Inglés, Maspalomas y Meloneras, que integran la zona turística denominada "Maspalomas Costa Canaria", en el Municipio de San Bartolomé de Tirajana. Son 17 kilómetros de costa, con dunares como el que rodea el llamado Oasis de Maspalomas poblado de palmeras alrededor de una laguna de agua salobre conocida como La Charca. El Dunar de Maspalomas, declarado por ley espacio natural protegido, ocupa unas 400 hectáreas. El conjunto de dunas constituye un hábitat peculiar para raras especies plantas - algunas endémicas de Canarias -, interesantes invertebrados y numerosas aves migratorias que llegan desde Europa para invernar en el continente africano.Singulariza la zona el Faro de Maspalomas, que se eleva 65 metros cerca del Oasis. Los hoteles, los restaurantes y los lugares de esparcimiento, entre los que figuran parques acuáticos, un Pueblo del Oeste Americano, Palmitos Park, con sus pájaros tropicales y orquídeas, se distribuyen por la zona, en agudo contraste con el desértico paisaje de las dunas. El Campo de Golf Maspalomas, de 18 hoyos y el Parque Temático Mundo Aborigen destacan también entre la variada oferta de este gran núcleo turístico especializado en el ocio y el esparcimiento. Además, Maspalomas es uno de los principales destinos de congresos, tras la apertura del Palacio de Congresos, con capacidad para cerca de 5.000 personas. 


Lo más leído