Inicio Qué ver Ruta Centro

Ruta Centro

04-07-2012

Santa Brígida - San Mateo - Tejeda - Artenara

Los itinerarios anteriores discurren por las costas de Gran Canaria con algunas incursiones a ciudades y villas del interior. Queda fuera de ellas el casquete montañoso central.La ruta elegida para llegar a él parte directamente de Las Palmas de Gran Canaria.Si el punto de partida es la capital de la Isla, entonces ha de tomarse la Autovía del Centro, que separa los barrios de Vegueta y de Triana. A unos cinco kilómetros se encuentra el Campus Universitario de Tafira y poco después, el Jardín Canario, que ofrece una rica muestra de la flora canaria y del área de la Macaronesia. El Jardín Canario, además de visitable, es centro de investigación botánica y aplicada a la repoblación forestal.Para el visitante que acuda desde el Sur de la Isla, el trayecto de acceso a la carretera del centro es ahora más ágil, ya que no tiene por qué entrar en la capital, sino tomar la nueva Circunvalación de Las Palmas de Gran Canaria a la altura de la Zona de Jinámar. En tan sólo 5 minutos llega a la zona centro: Tafira Alta y Monte Lentiscal.Continuando por la autovía del centro, que se convierte en carretera de doble circulación, a unos cuatro kilómetros y tras atravesar Tafira Alta, está el Monte Lentiscal, de donde arranca una segunda desviación a la cima de la Caldera de Bandama, amplio cráter volcánico con estupendas panorámicas de la isla. En las faldas de Bandama está el Campo del Real Club de Golf de Las Palmas, ya centenario y el más antiguo de España.La Villa de Santa Brígida es la siguiente parada, tras regresar a la carretera general. Paisaje ameno, bellos palmerales, arquitectura canaria y ambiente tranquilo caracterizan a este pueblo. La Casa del Vino de Gran Canaria se ha convertido en un referente para la degustación y promoción de los vinos de la Isla. En la cercana Caldera de Hoya Bravo, encontramos un emblemático ejemplar de drago de la especie Dracanea draco, de buen desarrollo y hermoso porte. En Santa Brígida, los fines de semana se celebra un concurrido mercadillo con productos de la tierra y flores. Al igual que en San Mateo, siguiente municipio de la zona centro.La también Villa de San Mateo comienza a mostrar el ambiente interior de montaña. Villa agrícola y ganadera se anima los fines de semana cuando se celebra su popular mercadillo, uno de los más importantes de la isla, en donde se vende el famoso queso de San Mateo.Siempre subiendo, el entorno va cambiando para ofrecer las diferencias paisajísticas de los tres estratos principales de la isla que vienen determinados por la altura y la orientación. Las montañas se hacen más abruptas, continúan las arboledas de medianías y comienzan los pinares hasta llegar al Parador de Tejeda, desde donde se divisa el Roque Nublo, símbolo emblemático de Gran Canaria, que se alza cerca del Pico del Pozo de Las Nieves, máxima altitud de la Isla (1.949 metros).En esta misma zona, y desde el Parador de Tejeda, salen los antiguos caminos utilizados por los aborígenes y luego por los conquistadores y pobladores. Estos caminos se han restaurado actualmente para la práctica del senderismo, con el aliciente de que en ellos se puede observar toda la variedad de flora y fauna de la cumbre. En esta zona se encuentra también el Centro de Interpretación de Degollada Becerra desde donde se puede contemplar un espectacular vista de la Caldera de Tejeda, los escarpes que la limitan y los numerosos elementos geomorfológicos y antrópicos que singularizan y conforman este paisaje. El Centro dispone de una exposición sobre los rasgos naturales y culturales más relevantes del área centro-occidental de la isla, material documental y guías que informan y orientan a los visitantes.Desde el Parador puede bajarse al Pueblo de Tejeda, bien conocido, sobre todo, por su repostería basada en la almendra. Otro camino conduce a Artenara, el casco municipal situado a mayor altura de la isla, donde abundan los pinares. Desde estos altos puede tomarse la vertiente Norte y dirigirse a Moya por Fontanales o a Teror, Arucas y la costa. Se puede acceder a Telde por la carretera que bordea la Caldera de Los Marteles, depresión circular de fondo plano con unos 550 metros de diámetro y paredes que se elevan un promedio de 80 metros. La Caldera es el cráter de un singular edificio volcánico que surgió durante del Cuaternario.También existe la posibilidad de dirigirse a las urbanizaciones turísticas del Sur, para lo que habría que tomar la carretera de Fataga, que acaba en Maspalomas.El pinar, las presas de Chira y Las Niñas, que se presentan como lagos artificiales, o las vueltas de los caminos abriendo constantemente la mirada a nuevos paisajes, ya sean las tierras rojizas de Firgas o la "tempestad petrificada" que Miguel de Unamuno viera en Tejeda, no hacen más que aumentar la seducción de la isla sea cual sea la dirección que desde aquí se elija seguir.


Lo más leído