Inicio BlogGran canaria imagina un isla
Gran Canaria, imagina un isla

Gran Canaria, imagina un isla

Gran Canaria, imagina un isla
dionidlb | 27-08-2019

Gran Canaria es la isla redunda, la del clima siempre cálido. Es la Isla de los contrastes y de las playas de arena rubia. La Isla de las puertas abiertas y de las mezclas de cultura manteniendo vivas las tradiciones locales. Es un rincón en el Atlántico Sur donde encontrará de todo lo que siempre ha buscado para relajarse, divertirse y pasar las mejores vacaciones... 

Pero es también una de las siete islas del Archipiélago canario, situado a 210 kilómetros de la costa occidental de África y a 1.250 kilómetros de la Península Ibérica. Es un pedazo de Europa en la zona atlántica de la Macaronesia que forman, junto al Archipiélago de las Islas Canarias, las islas portuguesas de Madeira, Salvajes y Azores 0 el país africano de Cabo Verde y parte de la costa de Marruecos. Gran Canaria es la isla de mayor población, casi un millón de habitantes, la de mayor actividad económica, la más cosmopolita, lo que hace que sus gentes sean de carácter abierto y de diversidad cultural y, en ella, se encuentra la primera ciudad del Archipiélago, Las Palmas de Gran Canaria. 

Como todo el Archipiélago, es de origen volcánico, no exento de leyenda; redonda con un apéndice en forma de península en su extremo norte. Con una superficie total de 1532 kilómetros cuadrados, el 43% del territorio está protegido y posee además casi 60 kilómetro de costa ocupada por playas de arena rubia. Con un perfil de montaña cónica su punto más alto, el Pico del Pozo de las Nieves (1949 metros), vigila al Roque Nublo, monumento natural y emblemático para los grancanarios, situado en el centro de la Isla a 1813 metros sobre el nivel del mar. 

Una cordillera central delimita dos grandes zonas muy diferentes por su clima y su paisaje, que para los isleños es simplemente el Norte y el Sur. Mientras en este último se sitúan las playas arenosas como Playa del Inglés o las Dunas de Maspalomas; en el Oeste y Suroeste domina los acantilados y en el Norte se entremezclan pequeñas playas con las calas. La delimitación geográfica del Norte y Sur lo es también en el clima. Cada zona ofrece microclimas que permite pasar en poco tiempo desde la costa cálida a las zonas templadas de medianías; atravesar valles y bosques subtropicales o alcanzar la cumbre fría y, hasta en ocasiones nevada. Todo ello hace que la isla sea conocida como "un continente en miniatura".